Cómo usar fotografías, dibujos y vídeos de internet de manera legal

Propiedad intelectual

La Ley de Propiedad Intelectual (Real Decreto 1/1996, de 12 de abril) establece que la reproducción, distribución y comunicación al público de fotografías, dibujos o piezas audiovisuales mediante cualquier soporte físico o digital, está sujeta a la autorización de su autor.

En cambio, existe la creencia generalizada de que pueden ser utilizadas fotografías, vídeos, dibujos u otras expresiones gráficas (como graffitis, viñetas de cómic, etc.) que se encuentren divulgadas en internet (sobre todo en el caso de plataformas web impersonales como Google Images) y más aún si se trata para usos no comerciales como por ejemplo, una presentación Power Point para una reunión en mi empresa o en mi blog personal.

 

¿Y si no puedo localizar al autor?

Este tipo de obras son las que la Ley de Propiedad Intelectual (en adelante, LPI) denomina “obras huérfanas”. La clasificación de una obra como de “obra huérfana”, no conlleva a la pérdida de derechos de propiedad intelectual del autor de la misma. Es decir, que una obra sea huérfana, no significa que sea de dominio público y por lo tanto, pueda ser utilizada por cualquier usuario.

Actualmente, en otros países existen trámites administrativos a gestionar a través del Registro de la Propiedad Intelectual, que permiten al usuario hacer uso de obras huérfanas a cambio del pago de una tasa. No obstante, este tipo de medidas no se encuentran recogidas en nuestra LPI y por lo tanto, actualmente no disponemos una solución legal para un usuario que quiera utilizar obras huérfanas protegidas por derechos de autor.

 

¿Qué puedo hacer? ¿Qué fotografías, dibujos o vídeos puedo utilizar?

Pueden ser utilizadas todas las obras que se encuentren en dominio público (o libre dominio) o bien, todas las obras protegidas con el consentimiento de su autor.

Respecto de la obras en el dominio público:

    • Meras fotografías de las cuales haya transcurrido 25 años desde que fueron realizadas.
    • Obras fotográficas de las cuales haya trascurrido 70 años desde la muerte de su autor.
    • Dibujos u otras expresiones gráficas de las cuales haya trascurrido 70 años desde la muerte de su autor.
    • Grabaciones audiovisuales de las cuales hayan trascurrido 50 años desde su divulgación.
    • Obras audiovisuales de las cuales haya transcurrido 70 años desde la muerte de su autor.

Por otro lado, actualmente existen multitud de bancos de imágenes y vídeos de los cuales, cualquier usuario puede descargarse y utilizar de manera segura multitud de fotografías, dibujos o vídeos gratuitamente, o a cambio del pago de un determinado precio y que dependerá de los usos que se quieran hacer de la imagen, dibujo o vídeo. Todo ello, sin riesgo de recibir un requerimiento del titular de derechos.

No obstante, y en relación a los últimos cambios en materia de Protección de Datos, aconsejamos a nuestros clientes no se haga uso de fotografías o vídeos que reproduzcan la imagen de una persona (aunque sea de espaldas), si no se está seguro de que aquella persona ha dado su consentimiento de forma expresa para la fotografía o vídeo y para los usos que tú como usuario, deseas hacer la misma.

 

Toda regla tiene su excepción

 Así, la LPI autoriza para fines docentes o educativos, el uso de cualquier fotografía, ilustración o pieza audiovisual que sea utilizada para su análisis, comentario o juicio crítico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 18 =