La imagen del menor y las fotografías: ¿Es necesario el consentimiento de ambos padres/madres?

Propiedad intelectual

En adaptación al mundo digitalizado en el que vivimos, empresas, entidades y particulares buscan divulgarse a través del mundo digital y de las redes sociales. Por ello, no son desconocidas las autorizaciones en materia de cesión de datos de carácter personal y de la propia imagen, pero cuando se trata de un menor, ¿quién ha de autorizar la cesión de los derechos de imagen y tratamiento de sus datos?

La respuesta es: quienes ostenten la patria potestad de dicho menor mancomunadamente, en el caso de ser más de una persona (padre y madre, padres o madres) o individualmente, en caso de ser una persona (madre, padre, o bien el tutor legal).

Como ya viene avalando el Tribunal Supremo (SSTS de 19 de noviembre de 2008; 17 de diciembre de 2013; 27 de enero de 2014; SSTS del 16 de junio de 2015, entre otras), la reproducción y difusión de la imagen de menores sin el consentimiento de los padres o representantes legales es contraria al ordenamiento jurídico y los derechos fundamentales del menor. Además, la reciente Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales, que desarrolla el Reglamento europeo 2016/679 de Protección de Datos, en su artículo 7, otorga el derecho a dar el consentimiento al tratamiento de datos personales, en este caso, la imagen de los menores de 14 años, a los titulares de la patria potestad del menor o en su caso, tutores.

Así pues, queda establecido que el derecho de imagen del menor pertenece al ámbito de la patria potestad.

En este sentido, el Código Civil en su artículo 156 establece que la patria potestad se ejerce conjuntamente por ambos progenitores o por uno solo, con el consentimiento expreso o tácito del otro y así lo avala la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona núm. 385/2018, de 15 mayo, reconociendo que el derecho de imagen del menor pertenece al ámbito de la patria potestad y que en principio, ostentan los dos progenitores y/o la pareja.

En concreto, la citada sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona señala que, si bien es cierto que el consentimiento puede ser tácito y para lo cual se habrán de tener en cuenta “los usos sociales” y costumbres de la pareja titulares de la patria potestad del menor, la mera realidad social está propiciando una tendencia a una cada vez mayor publicación de imágenes de menores por padres, amigos y familiares de forma indiscriminada, automática e imprudente, que da lugar a una exposición excesiva de la privacidad del menor, sin ponderar tan siquiera si en el futuro podrán sentirse molestos u ofendidos y al margen del peligro de utilización y manipulación por terceros. Así concluye que, el tema de la imagen e intimidad de un menor de edad es tan delicado y de tanta trascendencia que deben ser ambos progenitores quienes decidan y consientan conjuntamente salvo en los casos de privación o suspensión de la patria potestad.

Por ello, desde MES Advocats, siempre aconsejamos a nuestros clientes que ante la duda, preferiblemente reclamen la firma y conformidad de la pareja titular de la patria potestad (madre y padre, madres o padres), si en su caso la hubiera.

Enlaces de jurisprudencia al caso:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − cinco =