La subasta judicial electrónica: una nueva era en la justicia

Hipotecario, Procesal

El próximo 15 de octubre se pone en marcha la subasta judicial electrónica, otro paso más hacia la modernización de la justicia que será de aplicación a las subastas de bienes, ya sean estos hipotecados, embargados u otro tipo de bienes con valor económico. Esta nueva forma ofrece las mismas garantías que la subasta presencial y su finalidad es multiplicar la publicidad de los procedimientos, aumentando las expectativas de venta a fin de conseguir un mejor precio para los bienes ante el alto porcentaje de subastas que quedan desiertas.

A tal efecto se ha creado el Portal de Subastas electrónicas, cuyo organismo gestor será la Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado. Finalizada la subasta, este Portal notificará al Secretario judicial del Juzgado información certificada de los participantes, de las posturas formuladas –indicando importe y fecha- y de la postura telemática que resulte vencedora. El Secretario judicial dejará constancia de toda la información recibida, garantizando la transparencia de la subasta.

Otras novedades interesantes son que la subasta admitirá pujas durante 20 días naturales desde su apertura o bien que se establece que la notificación de la fecha de subasta al ejecutado no personado se haga mediante la publicación en el Boletín Oficial del Estado, evitando así las actuales dilaciones en los procedimientos hipotecarios.

Desde el punto de vista del usuario, la existencia de un único portal ofrece como principal ventaja poder participar en todo tipo de subastas a través de un único entorno, es decir, una única base de datos en la que podrá encontrar los datos registrales de los bienes, así como otros datos que puedan resultarle de interés como fotografías, planos o licencias.

Si está interesado en participar en una subasta electrónica, deberá saber que tiene que cumplir con ciertos requisitos:

  1. Identificación: Puede registrarse con su certificado electrónico en el propio portal de subastas judiciales o, si lo prefiere, de forma presencial en las oficinas judiciales.
  2. Declaración: Conforme se conocen las condiciones de la subasta en la que se quiere participar.
  3. Consignación: Debe realizarse un depósito bancario, que suele ser del 5% del valor de tasación de los bienes.
  4. Acreditación: Se rellenará un formulario de “postor por internet”.

En último lugar, destacar que Las comunicaciones entre el Juzgado y el Portal se realizarán de forma telemática  -medida que debiera ser también de aplicación en las comunicaciones entre los propios Juzgados, acabando así con los exhortos de tramitación excesivamente lenta-.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =