Nuevo golpe a la banca: nulidad parcial de las hipotecas multidivisa

Hipotecario, Procesal

El Tribunal Supremo ha declarado la nulidad parcial de una hipoteca multidivisa por falta de transparencia por parte de la banca en su contratación. Lo ha hecho a través de la Sentencia de fecha 15 de noviembre de 2017, al estimar el recurso de casación interpuesto por los prestatarios dónde solicitaban la nulidad de las cláusulas multidivisa de un préstamo hipotecario concertado con Barclays Bank.

La sentencia adapta así la doctrina de la Sala Primera a la jurisprudencia del TJUE, que en el caso Banif Plus Bank (sentencia de 3 de diciembre de 2015) consideró que las operaciones de cambio de divisa, accesorias a un préstamo que no tiene por finalidad la inversión, no constituyen un instrumento financiero distinto del propio préstamo, sino únicamente una modalidad indisociable de ejecución de éste.

Se concluía así que el préstamo hipotecario en divisas no es un instrumento financiero regulado por la Ley del Mercado de Valores, y sí sobre la aplicación de la Directiva sobre cláusulas abusivas, lo que obliga a las entidades financieras que conceden estos préstamos a informar de acuerdo a los principios de transparencia.

En el caso objeto del recurso de casación, la Sala estima que las cláusulas cuestionadas no superan el control de transparencia y, por tanto, declara “la nulidad parcial del préstamo y la eliminación de las referencias a la denominación en divisas del préstamo, que queda como un préstamo concedido en euros y amortizado en euros”. Entiende el alto tribunal que “la nulidad total supondría un serio perjuicio para el consumidor, que se vería obligado a devolver de una sola vez la totalidad del capital pendiente de amortizar, y que la nulidad parcial es posible por el régimen contractual previsto en el préstamo hipotecario”.

A juicio de la Sala, esa falta de transparencia ha generado “un grave desequilibro” entre los clientes “en contra de las exigencias de buena fe”. Sobre todo, porque considera que un consumidor medio puede prever que las cuotas de una hipoteca multidivisa pueden subir por el efecto de la fluctuación monetaria. Sin embargo, “no ocurre lo mismo con otros riesgos asociados”.

Ese hecho fue el que produjo “que no pudieran comparar la oferta del préstamo hipotecario multidivisa con las de otros préstamos, agravando su situación económica y jurídica”, sentencia.

Además el Supremo confirma el carácter complejo de la hipoteca multidivisa por los riesgos que la misma entraña para los contratantes.

No obstante, este nuevo revés del Tribunal Supremo a las entidades bancarias no significa que todas las mutidivisas queden canceladas sino que ahora los tribunales deberán estudiar caso por caso, puesto que la adecuación y la transparencia van a depender del perfil del cliente y de la entidad financiera.

Fuente: Consejo General del Poder Judicial


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + 9 =