Novedades en la Ley de Capital

Mercantil

La ley 11/2018, de 28 de diciembre introduce modificaciones relevantes en ciertos preceptos de la Ley de Sociedades de Capital.

Dada la urgencia del tema, hacemos un análisis rápido sin prejuicio de poder profundizar sobre la cuestión en futuros artículos y quedando a su disposición para analizar personalmente el impacto de las modificaciones en su empresa.

Las modificaciones más relevantes son las siguientes:

1.- Modificación del artículo 348 bis de la Ley de Sociedades de Capital. Este artículo permitía a los socios y / o accionistas ejercer el derecho de separación de la sociedad, en caso de falta de reparto de dividendos por parte de esta última. Artículo trascendente puesto que da lugar a la correlativa obligación de adquisición de la participación del socio disidente, al precio, en caso de desacuerdo, que establezca un experto independiente nombrando por el Registro Mercantil.

Las modificaciones más relevantes se refieren

  • La nueva redacción permite que los estatutos de la sociedad contengan un precepto contrario a ejercicio del derecho de separación por falta de reparto de dividendos. Sin embargo, cualquier modificación de los estatutos en este sentido, aprobada a partir de la publicación de la ley, precisaría acuerdo unánime de todos los socios, naciendo el derecho de separación por aquellos socios que votaran en contra.
  • En la antigua redacción del precepto se reconocía el derecho de separación, siempre que la Junta no acordara la distribución como dividendo de al menos un tercio de los beneficios propios de la explotación del objeto social obtenidos en el último ejercicio y que sean legalmente repartibles. En la actual redacción el derecho de separación se reconoce en caso de que la Junta no acordase la distribución de al menos el 25% de los beneficios obtenidos durante el ejercicio anterior, siempre que se hayan obtenido beneficios durante los tres ejercicios anteriores y siempre que el total de dividendos distribuidos durante los últimos cinco años equivalga, como mínimo, al 25% de los beneficios legalmente distribuibles registrados durante este periodo.
  • En el caso de que la sociedad formule cuentas consolidadas se reconoce el derecho de separación del socio de la sociedad dominante, siempre que la Junta no acuerde la distribución de dividendos al menos en un 25% de los resultados positivos consolidados atribuidos a la sociedad dominante, siempre que se hayan obtenido resultados positivos consolidados atribuibles a la sociedad dominante durante los tres últimos ejercicios. Se exceptúan las sociedades cotizadas admitidas a negociación en un sistema multilateral de negociación, las que se encuentren en situación concursal, pre-concursal o con acuerdos de re financiación. Tampoco se aplica a las sociedades anónimas deportivas.
  • Esta nueva redacción del artículo 348 bis en la Ley y sociedades de capital será de aplicación a las Juntas que se celebren a partir del mismo día de entrada en vigor, es decir, el 30 de diciembre de 2018.

2.- El plazo máximo para el cobro de los dividendos, en todos los casos, será el de doce meses a contar desde la fecha del acuerdo en la Junta para su distribución.

3.- Deja de ser necesario acreditar la realidad de las aportaciones dinerarias en la constitución de sociedades de responsabilidad limitada mediante certificado bancario, siempre que los fundadores manifiesten en la escritura de constitución que responderán solidariamente de la realidad de estas aportaciones frente a la sociedad y frente a sus acreedores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + siete =