Obligación a la comunicación electrónica con las Administraciones

General

El pasado día 2 de octubre, entró en vigor la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, estableciendo el uso de medios electrónicos de forma obligatoria para “todas” las personas jurídicas y entidades sin personalidad jurídica, y de forma voluntaria para las personas físicas, en sus relaciones con la Administración.

Hasta ahora estaban obligadas las personas jurídicas pero a partir del día 2 lo están también, entre otros:

– Las entidades sin personalidad jurídica como Comunidades de Propietarios, Comunidades de Bienes, sociedades civiles, las uniones temporales de empresas, herencias yacentes…

– Quienes ejerzan una actividad profesional para la que se requiera colegiación obligatoria para aquellos trámites y actuaciones que realicen con las Administraciones Públicas en ejercicio de dicha actividad profesional: abogados, gestores, notarios, registradores…

Esta obligación supone:

– La presentación obligatoria de toda clase de documentos y solicitudes a través de los diversos Registros Electrónicos de las Administraciones.

– La recepción de las notificaciones de forma electrónica.

El ámbito de aplicación es el conjunto del sector público por lo que afectará a las relaciones con la Administración General del Estado, Comunidades Autónomas, Administración Local y sector público Institucional.

Sin embargo, según establece la Disposición adicional primera, existen especialidades por razón de la materia, de forma que esta ley será supletoria a la normativa específica que regule las actuaciones y procedimientos en materia tributaria y aduanera, en materia de Seguridad Social y Desempleo, tráfico y seguridad vial, y en materia de extranjería y asilo.

A efectos prácticos, para poder relacionarse electrónicamente con las administraciones, se hace necesario dotarse de un sistema de identificación electrónica o bien apoderar a un tercero.

Existen diversos sistemas de identificación como:

– Certificado electrónico

– DNI-e

– Sistema Cl@ave

La posibilidad de apoderar a un tercero es, además, complementaria con la de obtener el propio certificado electrónico y consiste en que el acceso a las notificaciones electrónicas lo realice otra persona apoderada a tal efecto, como por ejemplo el gestor o un representante.

El acceso a las notificaciones dependerá de las vías que implante la Administración notificante y podrán ser a través de:

– El Punto de Acceso General (PAG) electrónico de la Administración, que funcionará como un portal de acceso.

– La sede electrónica de la Administración notificante.  Por ejemplo, la sede electrónica de la AEAT

 – La Dirección Electrónica Habilitada (DHE) si la administración notificante está adherida a este sistema.

– Mediante comparecencia espontánea del interesado en las oficinas de asistencia en materia de registro.

En el ámbito estatal se ha establecido un proceso de integración a desarrollar hasta 2018, de manera que durante el primer año -hasta el 1 de octubre de 2017- se podrán mantener los registros existentes y durante el segundo año se dispondrá como máximo de un registro por Ministerio u organismo público.

Dado que la Ley ha entrado en vigor sin desarrollo reglamentario, habrá que esperar y estar atento al futuro desarrollo normativo e ir consultando las diferentes webs de las Administraciones.

En la página web de AGENCIA TRIBUTARIA encontraremos una nota informativa sobre este tema así como la información actualizada sobre las notificaciones electrónicas:

– Nota informativa AEAT

– Notificaciones electrónicas

– Suscripción de avisos de notificaciones


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + 15 =