Hablamos con… Antoni Millet, socio «of Counsel» de MES Advocats

General

Nacido en Barcelona en 1946, Antoni Millet Abbad es actualmente socio «of counsel» de MES ADVOCATS I GESTIÓ, SLP, Director del CEI (Centro de Estudios Internacionales) vinculado a la Universidad de Barcelona, ​​Secretario Ejecutivo del Patronato de la Fundación Privada Centro de Estudios Internacionales, Secretario de la Federación Catalana de Cajas de Ahorro y Presidente del Patronato de la Fundación Pere Tarrés, entre otros cargos. En esta entrevista nos habla de su trayectoria, reflexionando sobre su profesión y contándonos sus funciones dentro del organigrama de ADVOCATS I GESTIÓ, S.L.P.

1.- ¿Por qué decidió dedicarse al Derecho?

Venía condicionado por tres factores: primero, que había optado por hacer el Bachillerato de letras. En mi época había que decidir, a los 14 años, si querías hacer ciencias o letras. Iba bien en todas las asignaturas, pero me gustaban más la historia, la literatura y el latín, que no la química, la física o las matemáticas. En segundo lugar, por tradición familiar materna. Y finalmente, porque en aquellos años (1962/1963), había adquirido un fuerte sentido hacia la justicia social.

2.- Ha sido socio de varios despachos de abogados y actualmente es socio «of counsel» de MES ADVOCATS I GESTIÓ SLP. ¿Qué significa ser «of counsel» y qué papel desarrolla dentro de un despacho como MES Advocats?

Pues un «of counsel» o «consejero» es un profesional que habiendo llegado a la edad de retirarse se ve capaz de seguir activo, pero no en la primera fila. Esto quiere decir, retirado de las funciones ejecutivas y dedicado a dar consejo, basado en su experiencia, a los compañeros y compañeras del despacho, así como acompañarlos en expedientes o reuniones complejas y elaborar pensamiento, dictámenes, etc. Cosas que, en el día a día de un abogado en activo, cuestan más. Podría equipararse al Profesor Emérito en el ámbito académico.

3.- MES Advocats es el resultado de una fusión entre dos despachos de abogados de disciplinas e inicios muy diferentes. Después de casi siete años de la fusión, ¿qué balance puede hacer?

Creo que nos hemos ido adaptando muy lentamente, pues veníamos de campos diferentes y diferentes formas de trabajar. Pero en el último año, hemos dado pasos de gigante y estamos en disposición de afrontar el futuro con un equipo cohesionado y capaz de innovar y de entender el despacho como una empresa de servicios.

4.- Desde sus inicios profesionales ha estado muy vinculado a la banca, un mundo que conoce muy de cerca. Como ha influido esta vinculación en su vida profesional?

Es cierta esta vinculación. 12 años de ejercicio en la Asesoría de la antigua Caja de Barcelona me aportaron capacidad para dedicarme a diferentes campos del Derecho (civil, mercantil, administrativo). Pero como eran otros tiempos, también trabajé en dos despachos -en años diferentes- uno dedicado a laboral y el otro en el asesoramiento y defensa de las clases populares. En aquella época, en las cajas, se trabajaba de 8 a 15h, de lunes a viernes. Además, podía pedir permisos para poder asistir a juicios, siempre que no abusara de ello. Por este motivo, en estos despachos hacía más trabajo contractual, de asesoramiento o de redacción de escritos procesales, contratos, etc. que no asistir a vistas.

5.- Cree que el sector bancario se ha sabido adaptar a los cambios sociales y económicos de los últimos años?

Rotundamente no. Creo que los cambios han sido repentinos, que la crisis ha sorprendido a todo el mundo y que la Banca -en general- y también los Organismos de Control Gubernamental, no han sabido reaccionar a tiempo y hacer los cambios de rumbo necesarios. Ahora se hace con prisas, sin perspectiva y con un entorno que les culpa, a menudo injustamente, de todos los males. Esperamos que haya nuevos liderazgos que sepan interpretar los signos de los tiempos en el sector financiero .

6.- Cómo se ha reorientado MES Advocats a las nuevas necesidades del sector bancario?

MES Advocats, como he dicho, ha hecho un cambio y un giro copernicano, fruto del Plan Estratégico que elaboró ​​la primavera de 2015. De cara al sector bancario, ha entendido que hay dos tipos de encargos diferentes:

a) Los masivos derivados de los día a día del negocio, en los que junto a una constante preparación procesal es crítico el tema del control administrativo de expedientes para dar respuesta a los impactos en la cuenta de explotación que tienen los créditos impagados.

b) Los que suponen un mayor valor añadido y que caen más en el ámbito del consejo mercantil y financiero.

También ha habido una creciente necesidad de gestionar y asesorar a estas entidades en ámbitos nuevos como el inmobiliario y urbanístico.

7.- También tiene experiencia docente, dado que fue profesor de Derecho Romano en la Universidad de Barcelona, ​​lo que le ha permitido estar en contacto con varias generaciones de nuevos abogados. Como cree que debe ser hoy en día el abogado ideal?

En 2008, dejé mis tareas docentes (después de 34 años) pues creía que la tradición cultural de los alumnos, después del cambio de siglo, era tan diferente a mí que no podían entender ni los ejemplos con los que ilustraba mis explicaciones. Imagínese pues, si puedo pontificar mucho sobre el abogado ideal de hoy en día… Haciendo un esfuerzo, diré que debe ser persona equilibrada, que sepa entender el problema del cliente y hacerse entender, por propios y adversarios. También que tenga más presente el Derecho en el sentido romano de equidad y justicia que la Ley, que sólo es un instrumento coyuntural del Derecho.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + dieciseis =