¿Qué puedo hacer ante una inspección de SGAE?

Propiedad intelectual

¿QUÉ ES SGAE?

La SGAE (Sociedad General de Autores y Escritores) es una entidad sin ánimo de lucro autorizada por el Ministerio de Cultura, así pues es una sociedad privada. Este punto, se ha de tener muy en cuenta ya que en caso de inspección, al no tener la entidad carácter público, sus «inspectores» no pueden imponer sanciones. No obstante, esto no evita que se personen en los locales, registren el material que está siendo reproducido y levanten «actas» como medio de prueba.

La SGAE es la Sociedad General de Autores y Editores y agrupa a los autores de obras literarias, musicales, teatrales, coreográficas, pantomímicas, cinematográficas i cualquier otra de naturaleza audiovisual, así como a los editores musicales. Esta entidad de gestión es la mayor y más conocida de las ocho existentes y por ello, la que más nos debe preocupar. No obstante, se ha de valorar si la actividad de nuestro local afecta a derechos gestionados por otras entidades de gestión.

Por ejemplo: Una copistería le habrá de pagar las correspondientes tarifas a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos), en cambio no se verá afectada por SGAE. Continuando con este ejemplo, si esta copistería reproduce música en su establecimiento, pudiera tener de pagar la correspondiente tarifa también a SGAE.

 

¿CÓMO COBRA SGAE?

Las entidades de gestión, en este caso SGAE, concede licencias de comunicación pública que se encuentran asociadas a unas determinadas tarifas. Hemos de tener en cuenta que SGAE no concede licencias en relación a por ejemplo, las canciones que se reproducen, sino que concede licencias generales en relación a nuestro negocio, local, evento o sujeto obligado al pago.

Todos los años, las entidades de gestión hacen pública sus tarifas en su página web. Por ejemplo, para el año 2019, SGAE cobrará:

SGAE tiene muy en cuenta, a la hora de establecer sus tarifas, el uso que realice el negocio o local de la música, por lo que si nuestro negocio es una discoteca o un teatro, las tarifas que nos demande el “inspector” de SGAE serán mayores.  Por lo cual:

¿QUÉ PUEDO HACER? ¿ME PUEDO OPONER?

Cada vez más son los casos de negocios, locales y usuarios que se oponen a las tarifas que se quieren imponer desde las entidades de gestión, por considerarlas abusivas.

A raíz de esto, se está asentando a nivel judicial y desde la Unión Europea un criterio jurisprudencial por el que se exonera de pagar las tarifas en los casos en los que la reproducción musical no afecte al carácter lucrativo del negocio, local o servicio. Este criterio nace a partir de la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 15 de marzo de 2012, que exoneraba a una clínica dental italiana a pagar una tarifa a la “SGAE italiana” por reproducir música en el hilo musical de su sala de espera. Consideró el Tribunal que dicha reproducción no afectaba al número de clientes que acudían a la consulta ya que estos, acudían por los servicios y tratamientos, no por la música ambiente.

Es por ello que ante la duda, siempre es aconsejable contar con un asesoramiento legal que nos informe sobre nuestra posición como usuarios y nos ayude a gestionarla.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =