¿Quién paga el IBI del ejercicio en curso en una compraventa?

Civil, Fiscal

Justo hace un año fue dictada una novedosa Sentencia por parte del Tribunal Supremo (Sentencia 409/2016, de 15 de junio) que viene a determinar quién deberá asumir el Impuesto de Bienes Inmuebles cuando haya tenido lugar la transmisión de la finca. Hasta entonces, era una cuestión controvertida, con criterios diferentes por parte de las distintas Audiencias Provinciales.

La Sentencia viene a resolver un caso en el que tras la transmisión de unas plazas de garaje el 16 de marzo de 2009, la parte vendedora procedió a reclamar a la compradora la parte proporcional del IBI del ejercicio en curso, es decir, la correspondiente al periodo que iba del 16 de marzo al 31 de diciembre de 2009, considerando que por el hecho de ser titular de la finca durante dicho periodo debía asumir la cuota proporcional del impuesto, toda vez que en la escritura de compraventa no se había pactado lo contrario. Dicha reclamación fue estimada por el Juzgado de Primera Instancia, siendo posteriormente estimado el recurso de apelación formulado por la parte demandada ante la Audiencia Provincial y finalmente estimado el recurso de casación formulado por la demandante ante el Tribunal Supremo, quien dictó la Sentencia comentada.

Así, en este caso, los preceptos jurídicos que son interpretados son los siguientes:

Artículo 61 del Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales de 5 de marzo de 2004:

“1.- Constituye el hecho imponible del impuesto la titularidad de los siguientes derechos sobre los bienes inmuebles rústicos y urbanos y sobre los inmuebles de características especiales:

a) De una concesión  administrativa sobre los propios inmuebles o sobre los servicios públicos a que se hallen afectos.

b) De un derecho real de superficie.

c) De un derecho real de usufructo.

d) Del derecho de propiedad.”

Artículo 63  del Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales de 5 de marzo de 2004:

“1.- Son sujetos pasivos, a título de contribuyentes, las personas naturales y jurídicas y las entidades a que se refiere el artículo 35.4 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, que ostenten la titularidad del derecho que, en cada caso, sea constitutivo del hecho imponible de este impuesto.

(…)

 2.- Lo dispuesto en el apartado anterior será de aplicación sin perjuicio de la facultad del sujeto  pasivo de repercutir la carga tributaria soportada conforme a las normas de derecho común.”

Artículo 75 del Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales de 5 de marzo de 2004:

“1.- El impuesto se devengará el primer día del período impositivo.

 2.- El período impositivo coincide con el año natural.”

La pretensión del recurrente consistió en que la Sala determinara que el artículo 63.2 de la LHL permite la repercusión de la carga tributaria sin que haya necesidad de acuerdo expreso, de modo que el impuesto deberá soportarlo el dueño que lo sea en cada momento y por el tiempo que sea, salvo pacto en contrario.

Así, de la normativa anterior, la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo estima el motivo de la vendedora / recurrente y argumenta que debe deducirse que el hecho imponible del IBI es la propiedad, sujeto pasivo es el propietario que lo sea al momento del devengo y que dicho devengo coincide con el primer día del año natural, permitiendo el artículo 63.2 que la vendedora puede repercutirlo sin necesidad de pacto. No obstante, ello no impide que las partes puedan pactar la imposibilidad de repercusión.

A efectos prácticos y a modo de conclusión, esta sentencia rompe con la creencia generalizada que el pago del IBI corresponde a quien sea titular de la finca el 1 de enero, estableciendo ahora como regla general que, en ausencia de pacto en contrario, el vendedor que haya abonado el IBI podrá repercutirlo sobre el comprador de forma proporcional al tiempo en que cada una de las partes haya ostentado la titularidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 13 =