¿Seguiremos pagando el impuesto de plusvalía?

Fiscal

Recientemente el Tribunal Constitucional (TC), en Sentencia de 16 de febrero de 2017, ha declarado inconstitucionales los artículos 4 y el 7.4 de la Norma Foral 16/1989, de 5 de julio, del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU) del Territorio Histórico de Guipúzcoa.

La sentencia trata el caso de la transmisión de un inmueble por importe de 600.000 Euros que había sido adquirido 11 años antes por importe de 3.101.222,45 euros.

A raíz de dicha transmisión, el Ayuntamiento de Irún giró una liquidación tributaria por el IIVTNU que se recurrió hasta llegar al TC, por entender que se había vulnerado el artículo 31.1 de la Constitución puesto que al gravar incrementos de valor que no son reales ni ciertos no sólo podía ser contrario al principio de capacidad económica, sino que podía ser confiscatorio.

Pues bien, el TC entiende que “el tributo sólo puede exigirse cuando existe capacidad económica y en la medida –en función- de la capacidad económica”. Es pues “inherente al concepto constitucional de tributo que en su hecho imponible haya una fuente de capacidad económica”. De esta manera, el principio de capacidad económica opera, por tanto, “como límite al poder legislativo en materia tributaria”.

En efecto, dicho principio impide que el legislador establezca tributos cuyo objeto imponible no constituya una manifestación de riqueza real o potencial, esto es, no le autoriza a gravar riquezas meramente virtuales o ficticias.

Según el TC es válida la opción de política legislativa dirigida a someter a tributación los incrementos de valor producidos, ahora bien, “una cosa es gravar una renta potencial (el incremento de valor que presumiblemente se produce con el paso del tiempo en todo terreno de naturaleza urbana) y otra muy distinta es someter a tributación una renta irreal”.

En definitiva, la sentencia declara inconstitucionales los artículos 4 y 7.4 de la Norma Foral en la medida en que, al imponer a los sujetos pasivos del impuesto la obligación de soportar la misma carga tributaria en los supuestos de no incremento o, incluso, de decremento, que a los supuestos de incrementos derivados del paso del tiempo, se están “sometiendo a tributación situaciones inexpresivas de capacidad económica, lo que contradice el principio de capacidad económica que la Constitución garantiza”.

En conclusión, a pesar de que la Sentencia solamente trata la inconstitucionalidad del Impuesto en el ámbito Foral, se abre la puerta para discutir ante el Tribunal Constitucional la normativa estatal, esto es, la Ley de Haciendas Locales.



Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 7 =