¿ESTÁS PREPARADO PARA EL BREXIT? Consecuencias en las marcas, patentes, diseños e indicaciones geográficas

Propiedad Industrial

El 2021 ya está aquí y con el, el final del periodo transitorio de salida del Reino Unido de la Unión Europea. Con él, devengan las consecuencias que supone el abandono del país británico de las instituciones de la Unión y del mercado único para los ciudadanos y las empresas.

En este sentido, a continuación, ofrecemos un pequeño resumen sobre los efectos que el Brexit tendrá en materia de derechos de propiedad industrial comunitarios, a partir del próximo 1 de enero.

MARCAS Y DISEÑOS

Los titulares de una marca o diseño de la Unión Europea se convertirán de forma automática en titulares de una marca o diseño del Reino Unido, sin que sea necesario presentar solicitud para su protección en el país, ni el pago de una tasa. Además, los nuevos derechos británicos conservarán la fecha de solicitud del título de la UE, así como su fecha de prioridad.

En cambio, las marcas o diseños solicitados durante el 2020, pero no concedidos antes del 1 de enero de 2021, no se convertirán automáticamente en títulos británicos. Una vez concedidos, en caso que el titular de dicha marca o diseño europeo tenga interés en su duplicación en título británico, este contará con un periodo de nueve meses para presentar la solicitud ante la Intellectual Property Office del Reino Unido y reivindicar la prioridad de la marca o diseño de la Unión. Dicha solicitud llevará adjunta el pago de una tasa.

En el caso de las marcas, la fecha de renovación será la misma que la del título original de la Unión Europea. Por lo tanto, las marcas que se hayan de renovar en la Unión Europea en 2021, también se habrán de renovar en el Reino Unido en la misma fecha. Asimismo, no podrá declararse la caducidad por falta de uso de la marca, por la falta de uso durante el periodo transitorio. En este sentido, no computará el periodo de no uso anterior al 1 de enero de 2021.

Los diseños industriales no registrados que hayan sido divulgados con anterioridad al 31 de diciembre de 2020 seguirán protegidos en el Reino Unido a través de la figura del diseño no registrado complementario (SUD) durante el periodo de protección que quede, dentro de los tres años de protección que le ofrece la legislación europea. A día de hoy, no existe normativa en el Reino Unido que proteja los diseños industriales no registrados, por lo que no queda claro que ocurrirá con los diseños no registrados divulgados a partir del 1 de enero de 2021, si bien el Reino Unido se ha comprometido a protegerlos durante tres años. Eso sí, la divulgación en la Unión Europea de un diseño, destruirá el requisito de novedad que se exige en el Reino Unido para el registro de un diseño.

Sobre el agotamiento de estos derechos en la Unión Europea (la reventa de productos), los productos introducidos en el mercado europeo antes del 31 de diciembre de 2020, se considerarán agotados, por lo que podrán ser re-comercializados tanto dentro del Reino Unido como dentro de la Unión Europea, sin autorización del titular. En cambio, los productos comercializados a partir del 1 de enero de 2021 en el Reino Unido no se considerarán agotados dentro del territorio de la Unión Europea. Por el contrario, si a partir de la mencionada fecha, el producto se comercializa en el territorio de la Unión Europea, el Reino Unido considerará el derecho agotado y este se podrá re-comercializar en el territorio británico sin la autorización de su titular.

PATENTES

La Oficina Europea de Patentes no es un organismo de la Unión Europea. Por lo tanto, aquellas patentes que con fecha 1 de enero de 2021 estén vigentes en el Reino Unido, los seguirán estando sin que sean afectadas por el Brexit.

Los certificados complementarios de protección (SCP) por el contrario, si que estarán afectados al ser un derecho que se protege a nivel de la Unión Europea. En este sentido, los certificados presentados antes del 31 de diciembre de 2020 tendrán el mismo nivel de protección que el concedido por la Unión Europea. Por el contrario, los SCP presentados a partir del 1 de enero de 2020 tendrán la protección que la normativa del Reino Unido cree a tal efecto.

DENOMINACIONES DE ORIGEN, INDICACIONES GEOGRÁFICAS

Y ESPECIALIDADES TRADICIONALES GARANTIZADAS

Las denominaciones de origen, indicaciones geográficas protegidas y las especialidades tradicionales garantizadas seguirán protegidas en el Reino Unido a través de los títulos que el país se ha comprometido a crear. El nivel de protección conferido por los mencionados títulos, será el mismo que el conferido por la Unión Europea.

La entidad británica competente en esta materia, el Department for Environment, Food and Rural Affairs (DEFRA) ha establecido que los productos producidos y registrados antes del 1 de enero de 2021 podrán seguir utilizando los logotipos europeos. Por el contrario, los productos producidos y registrados posteriormente al 1 de enero de 2021, para su comercialización en el Reino Unido, deberán utilizar los símbolos británicos y que son homólogos a los europeos ya existentes. Además, éstos podrán ir acompañados de los símbolos de la Unión Europea.

Este compromiso estará en vigor hasta que exista un acuerdo que regule las relaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido. En consecuencia, estas circunstancias podrían cambiar.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 7 =