Ley de medidas contra el fraude: PROGRAMAS INFORMÁTICOS de FACTURACIÓN Y CONTABILIDAD

Fiscal

El pasado 11 de octubre de 2021, entraron en vigor las medidas introducidas por la Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal en relación con los sistemas y programas informáticos o electrónicos de contabilidad, gestión y facturación.

Se establecen importantes sanciones no solo para los fabricantes de estos programas sino también para los usuarios, por ello les recomendamos la actualización de sus sistemas de facturación para adaptarlos a las especificaciones exigidas por la normativa.

El artículo 29.2.j) establece “la obligación, por parte de los productores, comercializadores y usuarios, de que los sistemas y programas informáticos o electrónicos que soporten los procesos contables, de facturación o de gestión de quienes desarrollen actividades económicas, garanticen la integridad, conservación, accesibilidad, legibilidad, trazabilidad e inalterabilidad de los registros, sin interpolaciones, omisiones o alteraciones de las que no quede la debida anotación en los sistemas mismos.”

Este artículo añade que “Reglamentariamente se podrán establecer especificaciones técnicas que deban reunir dichos sistemas y programas, así como la obligación de que los mismos estén debidamente certificados y utilicen formatos estándar para su legibilidad”.

El desarrollo reglamentario mencionado en el artículo 29.2.j) está actualmente en curso por lo que la forma de cumplimentar las obligaciones establecidas en dicho artículo aún no está completamente definida y habrá que esperar a que el Reglamento establezca los requisitos que deben cumplir los sistemas y programas informáticos o electrónicos, así como, en su caso, la forma de certificarlos.

Por tanto, hay que esperar al desarrollo reglamentario para conocer con detalle los requisitos que deben cumplir los programas y sistemas informáticos, así como, en su caso, la forma de certificación o acreditación de que se cumplen dichos requisitos.

Especialmente, aquellas empresas o empresarios que estén usando, por ejemplo, hojas de cálculo (Excel) o documentos de texto (Word) para la emisión de sus facturas deben tener en cuenta que no se ajustarían a lo establecido en el artículo 29.2.j) de esta Ley.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecisiete − cinco =